-TERCERA SINGLADURA: ‘LAS MUJERES ATLÁNTICAS’

7_MaraTorres

MaraTorres, del ‘Longimanus’

 

 

 

Marina Rubicón, Lanzarote (islas Canarias), 12 de enero, 2016.-  La flota del Gran Prix del Atlántico ya ha cubierto su tercera singladura. Las embarcaciones avanzan a gran velocidad entre los paralelos 24ºN y 22ºN, con vientos que no bajan de los 17 nudos de presión de componente SEE, que les pemite alcanzar velocidades muy buenas entre los 6.5 nudos del Longimanus, que se mantiene en cabeza de la regata, o los 9 nudos de presión eólica que están registrando en el The Best Skipper a medio día de hoy.

La regata se ha estructuado en tres núcleos, el liderado por Longimanus, otro grupo, bastante compacto y muy próximos todos ellos,con The Best Skipper, Carat, Saliar y Andromeda, aproximadamente unas 50 millas al Norte del primero, y algo más a popa, se encuentra el Here&Now, llevado por Ignacio Arijon y Stephen Marsden, navegando en A2 y que se encuentra a unas 90 millas del líder y a unas 40 del resto del grupo.

El Here&Now ha aprovechado la jornada de hoy para ganar longitud hacia el Oeste y ha estado toda la noche navegando rumbo Oeste hasta alcanzar el meridiano  17º22’W y ponerse, con viento de aleta al rumbo 215º y así intentar alcanzar al grueso de la flota. En el momento de escribir esta crónica iba con una aceleración de 7,36 nudos de velocidad.

Las mujeres, protegonistas en la navegación del Gran Prix

6_MariaRimada

Maria Rimada, del ‘Saliar’

 

Las mujeres siempre han tenido un papel y un protagonismo importante en las flotas del Gran Prix del Atlántico. En esta ocasión dos mujeres están enroladas en dos veleros, Mara Torres, en el Longimanus y Maria Rimada en el Saliar, ambas con mucha experiencia náutica, y con muchas millas en sus espaldas. Rimada tiene más de un atlántico en su palmarés y Mara esta  realizando su primer cruce atlántico y celebrando, además, su viaje de novios, tras casarse el pasado día 29 de diciembre con su compañero y armador del velero con el que navegan, Iñigo Urigüen.

La labor de las mujeres a bordo de una embarcación es valorada por todos. El Gran Prix es una de las regatas donde las mujeres siempre han sido protagonistas. Hace 4 años Pîlar Pasanau cubrió en solitario su primer atlántico, en la regata que le llevó a Santo Domingo y en la pasada edición, también dos mujeres completaron la travesía, Carmen Gutiérrez y  Elena Sanz, del velero Kairos.

Las mujeres a bordo son claves en la navegación del Gran Prix del Atlántico y forman parte de un palmarés interesante a recordar.

tracking0112

Posiciones tras la tercera jornada de nvegación