-MARC VILA: GRAN PRIX DEL ATLÁNTICO, EL INICIO DE SU GRAN PROYECTO

MarVilaLorient

12 de noviembre 2013.- Acaba de llegar de Loirent. Marc Vila ha estado este último mes en la Bretaña francesa, trabajando para los trimaranes 70’ de Graupama y paralelamente, preparando su Class40, con el que tiene proyectado realizar la vuelta al mundo en solitario con escalas Global Ocean Race, que saldrá de Southampton (UK) el próximo año.

Pero a corto plazo este gerundense tiene pensado cubrir el Gran Prix del Atlántico 2014. Y este es su presente más inmediato:

Hacer el Gran Prix es la mejor opción para una preparación a fondo de cara mi próxima vuelta al mundo –nos dice-. La realizaré con un Pogo, el SBP, que ya estoy acondicionando. Con este mini 6.5 navegaré los Alisios para alcanzar el Caribe colombiano y volveré a Europa. Sin duda será el mejor gimnasio para acondicionar mi físico, de cara las duras singladuras de la GOR.

Marc Vila, a pesar de su juventud, 24 años, es un experto navegante y regatista. Desde pequeño, ha navegado en todo tipo de embarcaciones, desde el infantil optimist, pasando por el snipe, los dragon, 420, o los class 500 y 570.

También he navegado en crucero, concretamente en TP52 y en firts 31.7, como tripulante. Pero lo que de verdad me gusta es la navegación en solitario.

-¿Qué has hecho en solitario?

Me enrolé, hace años, en el circuito francés de los ‘figaro’. Desde entonces he navegado más en Francia que en España. He hecho multitud de regatas de estas series en el Mediterráneo. Me conocen más en Francia que aquí. Incluso allí trabajo mucho. De hecho, acabo de regresar de allí, de Lorient, donde he estado preparando la electrónica de los trimaranes 70′ de Patrec Virbac, en la base de los Groupama Sailing Team.

-¿A quiénes admiras en el mundo de la navegación?

Empecé a valorar la navegación oceánica siguiendo las travesías de Guillermo Altadill. Soy un admirador suyo. También respeto mucho a Paul Cayard, al que conozco personalmente y me honro de ser amigo, a quien admiro por su versatilidad como navegante. Para mí, es uno de los más grandes.

Ahora Marc Vila quiere hacer grande su proyecto de vuelta al mundo en solitario. Y lo hará preparándose en una regata atlántica, el Gran Prix del Atlántico, a bordo de un gran mini 6.5, el SBP.

¡Buenos vientos, Marc!