-‘KAIROS’ SALE DE LAS PALMAS Y SE INTEGRA A LA REGATA

7KairosFemmes

La tripulación de ‘Kairos’, única con tripulación femenina a bordo, en el momento de la salida del Gran Prix en Marina Rubicón

 Marina Rubicón (Lanzarote), 7 de enero 2014 (21:00 horas).- La embarcación Kairos que desde el pasado día 5 se encontraba en el Puerto de Las Palmas de Gran Canaria para reparar el sistema electrónico de ‘geoposicionamiento’ ha salido hace pocos minutos del puerto canario para integrarse de nuevo a la regata del Gran Prix del Atlántico.

El Kairos, es el único barco de la flota que cuenta a bordo con tripulación femenina entre sus componentes, formada por Carmen Gutiérrez  y Elena Sanz. La dotación se completa con el armador del velero, Agustín Gutiérrez  y Alberto García.

El objetivo de esta tripulación es la de disfrutar de la navegación atlántica, y como experimentados que son, vivir la aventura de los alisios y el mar Caribe en su máxima expresión náutica. Descubrir nuevos lugares, nuevos mares, nuevas personas.

El Kairos salió del puerto de Garraf (Barcelona), el pasado 19 de diciembre y vivió de forma directa la formación del proceso ‘ciclogenético explosivo’ que sufrió la península ibérica, así como el resto de Europa, en la últimas semanas de diciembre. Debido a su intensidad, tuvieron que refugiarse, temporalmente, en el puerto de Barbate (Cádiz), el 23 de diciembre, a la espera de que apaciguara la dura condición meteorológica. ‘El trayecto desde Garraf al estrecho de Gibraltar fue bastante duro’, nos comentó Agustín Gutiérrez. ‘Era el momento en que se estaba generando esta profunda borrasca al oeste de las islas británicas, y proyectaba sus efectos en el Mediterráneo’, nos contó el, armador del velero. ‘Cuando pasamos el estrecho, vimos que era imposible continuar el viaje hasta Canarias, tal como era nuestra intención, por lo que decidimos entrar en Barbate’.

La travesía entre Barbate y Marina Rubicón, fue más apacible. Partieron el 29 de enero y llegaron con suficiente tiempo para estar en la salida de la regata. Amarraron en Marina Rubicón el 2 de enero. ‘Hemos pasado el mejor fin de año que puede sucederle a un navegante, hemos cambiado de año navegando en pleno Atlántico’ nos comentó Carmen, al llegar a Lanzarote.

Hoy parten de otro puerto canario, el Las Palmas, donde han realizado una revisión a fondo del sistema electrónico de la embarcación, que debido la dureza de las anteriores singladuras quedó seriamente afectado.

Ahora ya están de nuevo unidos a la flota para llegar al Caribe colombiano. Les queda 3.400 millas náuticas hasta alcanzar el próximo puerto, Marina Santa Marta (Colombia). Este es el espíritu del Gran Prix del Atlántico.