-A LA ESPERA QUE SE DESPLACE LA BORRASCA

 

16MAYOskWEB

Trayectoria del The Best Skipper,desde su salida de Bermudas

16MAYOWEB

Rumbo del Kayros, con el bordo para ganar latitud

16MAYOYAVILAWEB

Yavila, procedente de Martinica, y su actual rumbo Este, debido los vientos de Norte originados por la baja en el centro del Atlántico

 

 

 

Organización GPA, 16 de mayo 2014.-  Los veleros del Gran Prix del Atlántico que están retornando a España , continúan capeando la borrasca en su vértice Sur. Una baja molesta que está haciendo trabajar a las tripulaciones en su navegación por aquellas latitudes.

El objetivo es precisamente no bajar en exceso de latitud y esperar que la borrasca se desplace y confiar en los vientos favorables, que impulsen a las embarcaciones ganar latitudes más septentrionales. Mientras tanto, toca navegar con rumbos  entre 100º y 87º , aunque parece que la baja tiene una tendencia de ir hacia el Oeste, circunstancia que favorecerá el role del viento.

El The Best Skipper, el velero más próximo a las Azores y a Gibraltar, se encuentra  navegando con un rumbo de 95º, en la coordenada 33º07’N / 55º42’W. Está en una zona con vientos de más de 20’ de componente NE, navegando a 5 nudos de velocidad.

Por su parte, el Kairos ha tomado un rumbo decidido de 99º, después del bordo que realizó en la tarde de ayer, en que trazó a un rumbo del 359º, que aguantó durante 7 millas, para ganar Norte. Ahora está navegando hacia el Este en una zona con vientos del NE, en la coordenada  31º34’N / 59º 35’ W, a una velocidad de 5 nudos.

El catamarán Yavila, que en estos momentos es el que navega más al sur en esta zona del Atlántico, en la coordenada 30º08’N / 51º19’W. Se encuentra en una zona donde la componente del viento es de Norte con una presión de más de 20 nudos, por lo que la tripulación está gobernando  de través a la embarcación, manteniendo un rumbo de 87º. Van a una velocidad de 6.5 nudos de promedio, avanzando también rumbo Este. Como todos quienes navegan con este objetivo en estos momentos, intentando, por lo menos, no bajar mucho de latitud.